Free Web Site - Free Web Space and Site Hosting - Web Hosting - Internet Store and Ecommerce Solution Provider - High Speed Internet
Search the Web
Cultura Chimú
El rincón educativo.

Cultura Chimú:

A partir del año 1,100 d.C., aproximadamente, la decadencia y luego la descomposición del imperio Wari originaron el surgimiento, tanto en la Costa como en la Sierra del Mundo Andino, de una diversidad de reinos y confederaciones, entre los cuales sobresalieron: los Chimús, los Chinchas, los Chancas, los Aymaras y los Cusqueños, como ya hemos referido en el anterior capítulo. El reino de Chimú, de esta manera, hacía su ingreso en el escenario de la Historia del Mundo Andino Preincaico. El mismo que, con el correr de los años, lograría erigirse en el más grande Imperio Agrícola de Mundo Preincaico y, a su vez, en uno de los más florecientes que registra la Historia Universal.

Ubicación geográfica:

Ubicación geográfica de la cultura Chimú. La Cultura Chimú, que tuvo por capital a la célebre ciudad de Chanchán (urbe situada a 5 kilómetros de la actual ciudad de Trujillo), se expandió por el Norte hazta el departamento de Tumbes y por el Sur, hasta el río Rimac (departamento de Lima). Su centro principal, como lo había sido también de sus antecesores Mochicas, hallóse ubicado en los valles de Moche, Chicame y Virú, de la provincia de Trujillo, del actual departamento de La Libertad, como asimismo, en otros valles de los actuales departamentos de Lambayeque y Piura. Esta cultura se desarrolló entre los siglos XIII y XV de nuestra Era.

Capital y ciudades importantes:

La capital del reino de Chimú fué la ciudad de Chanchán. Otras ciudades importantes eran las siguientes: Pacatnamú (de origen Mochica o Tiahuanaco-Wari), que se levanta en el valle de Jequetepeque, en la provincia de Pacasmayo (La Libertad), en cuyas ruinas se observan: ciudadelas, santuarios, pirámides, terrazas, etc.; y Apurlec, edificada entre los valles de Motupe y La Leche (Lambayeque), enorme urbe, que, según, Horkeimer, es más grande que Chanchán, con un área de 27 Km2, en la que sobresalen también: pirámides, huacas, reservorios, acuedictos, conjuntos habitacionales, etc.; todavía desconocida mayormente. Entre otros monumentos que los chimús edificaron figuran: la llamada Fortaleza de paramonga, que, se cree, era propiamente un santuario; y la Muralla del Santa o Mayao,que comienza cerca del mar, en Chimbote, y se interna en el valle del Santa o Mayao. Tiene un largo de 66 kilómetros, con una altura de tres metros, construída de adobe y piedra.

Origen y antiguedad del reino Chimí:

Así como el origen legendario de la Cultura Lambayeque se halla identificado con la llegada y establecimiento en el valle de Lambayeque, de un personaje legendario denominado Naylamp; algo similar acontece con los comienzos de la Cultura Chimú, el él aparece también un personaje mítico llamado Tacaynamo. El mismo que arribó a los valles de la actual provincia de Trujillo; venía, asimismo, acompañado de una lujosa corte de funcionarios y servidores; y, segun se afirma, procedía de "la parte suprema del Perú". Seguidamente, dedicáronse al cultivo de la tierra y a la extracción de productos de la región. Con el correr de los tiempos, el último soberano, Chimú Capac o Grán Chimú, llamado también Minchan Caman o Mincahn Zaman, fué tomado prisionero por Túpac Yupanqui y conducido luego al Cusco. Su reino cayó, así, en el poder de los Incas, siendo incorporado entonces al Tahuantinsuyo (año 1460), más o menos. Fué Huamán Chumo, quién asumió el gobierno del Crán Chimú, pero como vasallo del soberano Inca.

El imperio Chimú:

"El imperio Chimú fué el estado costeño más poderoso de su tiempo. Controlaba un enorme territorio longitudinal longitudinal que a lo largo de 1,000 kilómetros comprendía numerosos valles costeños, desde el norte de Tumbes hasta Barranco en el sur. O sea más del 40% de toda la tierra agrícola de la costa peruana. Su población ha sido calculada en 500,000 - 750,000 habitantes, de los cuales quizáa el 10% - 15% vivía en centros urbanos. Esto representa un índice muy alto de urbanismo en todo el mundo de esa época, incluyendo Europa".- De "Historia del Perú".-Dr. Pablo Macera.
Principales manifestaciones de su cultura

Organización social

El reino de Chimú fué un estado clasista, es decir, que estuvo organizado a base de clases, con profundas diferencias entre sus componentes.

La integraban:

  1. - El Emperador denominado Chimú Cápac o Gran Chimú.- Suprema autoridad política, religiosa y militar, y, a su vez, cabeza de la sociedad. Vivía en un lujoso palacio en la ciudad de Chanchán, rodeado de una numerosa corte de nobles y sirvientes.
  2. - Los grandes Curacas.- Salidos de la nobleza, dueños de tierras, como los Señores Feudales de la Edad Media. Integraban esta clase también otros jefes locales, esto es, jefes de pueblos sometidos; gozaban todos ellos de gran consideración del soberano.
  3. - La Alta Clase Media.- Cuyos componentes beneficiábanse, asimismo, de la tierra, a la vez que disfrutaban de grandes privilegios como de una vida llena de comodidades.
  4. - Los Campesinos.- Sobre quienes reca&iaacute;a todo el trabajo de la tierra. Era la clase laboriosa a la que, seguramente, pertenecían también los famosos artesanos chimús, que eran numerosos y muy seleccionados.
  5. - Los Sirvientes.- Eran los últimos componentes de la pirámide social; hallábanse consagrados a las faenas del hogar, al servicio del soberano y a la nobleza como de otros personajes de gran figuración social.

Organización económica

       EL IMPERIO CHIMÚ.- El Imperio Chimú fué un Imperio inmensamente rico, un estado verdaderamente próspero; poseedor, asimismo, de grandes recursos naturales en cuya área geográfica -su escenario- sobresalen, hoy mismo, las más grandes haciendas azucareras del Perú, las mismas que se hallan entre las principales de América y del Mundo. Habiendo sido la base de tal desarrollo su agricultura floresciente, la explotación de sus grandes recursos marinos, así como la producción voluminosa de sus numerosos centros artesanales; los mismos que dieron origen a una próspera actividad comercial. Además, fueron: el oro y la plata, manifestados en maravillosa orfebrería, que le ha otorgado a Chimú, así como también a los Lambayeques renombre y celebridad en el mundo Contemporáneo.

       LA AGRICULTURA.- Son dignos de admiración los formidables sistemas de irrigación con que contaron los chimús. Unos, fruto de su esfuerzo y capacidad creadora, otros, herencia de sus antecesores, los excelentes ingenieros mochicas. De esta manera, el considerable avance de la ingeniería hidráulica, manifestado en la construcción de magníficos canales, acueductos, reservorios, bocatomas, etc., muchos de ellos, extensos y sólidamente edificados, contribuyeron al logro de una agricultura floreciente en sus grandes valles ubicados, mayormente, en los departamentos de Lambayeque, La Libertad, Ancash y Lima. Figurando entre las principales producciones: el maiz, el pallar, el frijol, la calabaza, la yuca, así como el algodón; además, frutales como: el pepino, el pacae, la guanábana, la lúcuma, la guayaba, la ciruela del fraile, etc.

       Por otra parte, los Chimús supieron aprovechar también, además de las aguas de los ríos, las de sus "puquios", o aguas que afloran del subsuelo; igualmente, por medio de los Wachaques, o chacras hundidas, una nueva tácnica agrícola, que aprovechó de terrenos sumamente húmedos, lograron sembrar, fundamentalmente, totora, planta ésta que les facilitó la fabricación de aquellos famosos "Caballitos de Totora", eficaz vehículo para sus pescadores activos.

       En relación con los grandes valles de la Costa Norte, donde los chimús desarrollaron una agricultura floreciente, creemos interesante reproducir las valiosas referencias que, sobre este particular, hace, el historiador Dr. Macera:

    "En el Perú existen 50 ríos independientes de la Cuenca del Pacífico pero en cinco casos se han podido comprobar estos fenómenos de conexión, hechos por el hombre: 1.- EL complejo Lambayeque que conectaba cinco valles (La Leche - Lambayeque - Reque, Zaña - Jequetepeque) y concentraba el 33% de toda la tierra agrícola costeña. 2.- El Complejo hecho por Chimú en Chicama - Moche, basado en el canal de la Cumbre. 3.-El complejo Fortaleza - Pativilca -Supe. 4.- El Complejo Rimac - Chillón. 5.- El Complejo Chincha - Pisco. Actualmente funcionan sólo los tres últimos. En términos de irrigación, los peruanos de hoy somos menos que los antiguos peruanos.

    El más grande de todos esos sistemas fué el supervalle de Lambayeque, del cual se apoderaron los Chimús".

De "HISTORIA DEL PERÚ" I
Dr. Pablo Macera.

       LA PESCA.- La extracción de recursos marinos fué fundamental para reforzar la producción alimentaria de los chimús y atender, así, las necesidades de su numerosa población. En razón de ello, fomentaron la pesca en el Océano Pacífico, sirviéndose, mayormente, de los mencionados "Caballitos de Totora", así como de amplias redes y de arpones que les permitieron extraer una gran variedad de peces (dada la riqueza de nuestro mar), moluscos y crustáceos; y hasta cazaron lobos marinos en sus islas vecinas.

       LA INDUSTRIA: LOS CENTROS ARTESANALES.- Como los chimús no tuvieron que atender solamente las exigencias de su numerosa población, sino también las demandas de sus mercado de "exportación", se consagraron a la fabricación masiva de productos manufacturados. Surgiendo, de esta manera, los grandes centros artesanales, con obreros especializados como: tejedores, ceramistas, metalistas, etc. Chanchán, precisamente, fue famoso como uno de los más grandes centros artesanales y comerciales del Imperio Chimú.

Las artes

       Mientras los mochicas fueron excelentes ceramistas, los chimús, en cambio, han logrado celebridad entre los más EMINENTES ORFEBRES DEL CONTINENTE AMERICANO PRECOLOMBINO. Igualmente, alcanzaron renombre en Arquitectura, por lo que figuran entre los mejores arquitectos de América Prehispánica.

       a) ARQUITECTURA.- Los chimús edificaron grandes ciudades como Chanchán, considerada como la urbe de barro más grande del Mundo Antiguo, notable por sus enormes dimensiones, lo bien delineado de sus calles y avenidas, así como la comodidad de sus casas, barrios populares y residencias, las mismas que respondieron también a una finalidad social. Al ser conquistados por los cusqueños, por obra de Túpac Yupanqui, enseñaron a éstos no solo los secretos de la orfebrería, sino también los del arte y la técnica de edificar grandes y bellas ciudades. Emplearon, mayormente, el adobe y el adobón.

       b) LA METALURGIA.- Trabajaron los metales con singular maestría, pero en lo que ha logrado superar a los demás pueblos de América Precolombina, a excepción de los Lambayeques, fue en la orfebrería, es decir, en la elaboración de joyas. Pues, muchas de éstas, confeccionadas en oro y plata, fundamentalmente, ponen de manifiesto un arte y una técnica sumamente avanzados, esto es, con altos niveles de perfección.

       Como eximios orfebres llevaron, pues, el arte de la metalurgia a un grado superior, no obstante haber empleado solamente herramientas primitivas.

       Su técnica comprendió: el moldeado, la forja, el laminado, el soldado y el dorado.

       Nuestros museos, tanto estatales como particulares, exhiben tales obras primorosas del arte orfebre Chimú.

       Goza, asimismo, de fama mundial el museo particular del señor Miguel Mujica Gallo, en Lima, y en él la maravillosa colección "ORO DEL PERÚ", formada por bellísimas y deslumbrantes joyas, como: vasos sagrados y máscaras ceremoniales de oro laminado y adornados de turquezas, recipientes de plata martillada y repujada, así como otras figuras diversas también de oro tales como: pectorales, pulseras, diademas, aretes, anillos, guantes, narigueras, collares, adornos y vajilla.

       Gozaba igualmente, de fama universal el famoso Cuchillo de Oro de Illimo (Tumi), maravillosa pieza de oro que representaba al dios Ñaimlap o Naimlap, lamentablemente sustraída (robada) del Museo Nacional de Arqueología y Antropología d Pueblo Libre (Lima), y rescatados sólo partes de él, completamente destrozadas. Un rudo golpe para nuestro patrimonio cultural.

    EL ORO DE CHIMÚ.- "El oro se ha llamado el viejo y glorioso metal. La plata es empaña, el hierro en enmohece, pero el oro hace a la vida suntuosa; adquiere una luminosidad refulgente, casi bruñida, aumenta el fausto. Los españoles quedaron asombrados por la cantidad de oro que encontraron en estos reinos. Incluso antes que los españoles, los Incas al conquistar el reino Chimú, saquearon una enorme cantidad de ese metal. Garcilaso de la Vega, el Inca, ha observado que el oro que despojaron a los Chimús se fundía y con el se formaba grandes estatuas, tales como la del Dios creador, Wiracocha, y la de la Mama Ocllo, la legendaria progenitora de la dinastía Inca. También crearon un gigantesco sol y, además, enrollaron una ancha cinta de oro macizo alrededor del Coricancha, su grán Templo del sol".

    Como Colofón a todo esto una colonia de herreron Chimús se instaló en el Cusco, donde, decía Cieza de León, "vestían a la manera de su tierra y podían ser reconocidas por las insignias que llevaban a la cabeza".

       c) CERÁMICA.- La cerámica chimú, procede de la Mochica, pero es inferior a ésta, tanto en su aspecto estético y la técnica de su elabotación y acabado, como en la calidad de los materiales empleados. Además, nótase la ausencia de los finos y expresivos dibujos escenográficos, como, asímismo, las excelentes esculturas de arcilla, que tanto distinguieron a los mochicas.

       Esta cerámica se caracteriza, además, por el empleo de un solo color: negro brillante, pero se han encontrado también ejemplares de color gris, a causa, seguramente, de que el artista no aplicó debidamente loa técnica del cocido; excepcionalmente, hay piezas finas, y otras de color marrón, con un acabado poco perfeccionado.

       La forma de los ceramios fué, mayormente, globular con gollete o asa puente en forma de estribo que remata en un sólido pico cónico.

       EL ARTE PLUMARIO.-"Los chimús fueron eximios en labrar tejidos de plumería. Esto lo lograron con plumas de aves costeñas o selvícolas, podrían muy bien competir con los elaborados por los tejedores aztecas. Los mantos amarillos con superposiciones de pájaros azules son una muestra de lo que queremos subrayar.

       Se hacían sobre un tejido básico de algodón y en ciertas hebras se anudaban los tallos hendidoas y rebajados de las plumas luego de doblarlos para alcanzarles permanencia en la hechura. El manto de plumas así acabado se mostraba, sencillamente, hermosísimo, pasando a integrar el vestuario ceremonial con calidad, a más de bello, de impermeable".

La ciudad de Chanchán

       La ciudad de Chanchán.- la grandiosa y milenaria ciudad de Chanchán, capital del rico y poderoso Imperio Chimú, está considerada como la urbe más extensa de América y, seguramente, como la ciudad de barro más grande del mundo Antiguo.

       Edificada a 5 kilómetros al Nor-Oeste de Trujillo, en una plataforma ligeramente elevada sobre el nivel del mar, se afirma que es tres veces más grande que esta bella ciudad, pues sus ruinas se hallan en una superficie de 18 kilómetros cuadrados, en la que se concentró una laboriosa población calculada en cerca de 200,000 habitantes.

¿Y CÓMO ERA?

       "Grandes y extensos murallones de 15 metros de altura, que aún se mantienen en perfectas condiciones de conservación, circundan a conjuntos bien planificados de poblaciones que disponen de adoratorios y templos, cementerios, coliseos, graneros, amplias piscinas, refugios, escuelas y suntuosos palacios donde residía el Gran Chimú y su corte.

       Los hermosos jardines y huertas eran regadas por grandes acueductos que traían el agua desde grandes distancias, como el de "La Cumbre" que unía los valles de Chicama y Moche.

       Quenes recorren la inmensidad de las ruinas de Chan-Chán necesitan por lo menos 15 días para visitar sus diferentes compartimientos. Inmensas calles trazadas rectangularmente comunican a cada uno de los once grupos o unidades de vivienda, con una sola entrada y salida. Cada unidad se encontraba rodeada de altos muros, encerrados en ellas: calles, casas grandes y pequeñas, grandes pirámides, depósito de víveres y agua. Entre los distintos barrios se cree que existieron zonas de cultivo pertenecientes a la comunidad.

       El depurado arte de los chimús en escultura se manifiesta esplendoroso y profusamente en los decorados o adornos que exhiben sus muros (altos y bajos relieves) verdaderos filigramas, diseños simétricos, dibujos de rigurosas formas geométricas de estilo arabesco. "Los peces y los pelícanos, lo mismo que el camarón y el cangrejo, así como también las lineas que representaban al mar y los círculos, a la Luna", se hallan presentes.

       El imperio Chimú que fusionó las culturas de la Costa norte del Perú, llegó en sus mejores épocas hasta el Ecuador por el norte y por el sur hasta Supe, donde los Incas tuvieron su primer encuentro con los naturales y en homenaje a su triunfo levantaron el templo de Paramonga; pero su influencia cultural se extendió más al sur.

       El Grán Chimú, señor absoluto de estas tierras, fué un venévolo Emperador amante de las cosas bellas que ofrece la vida y compartirlas con sus súbditos.

       Superaron los chimús a todas las culturas preincaicas en la orfebrería. Con un cuantioso material de metales y piedras preciosas trabajaron primorosamente: máscaras ceremoniales, vasos sagrados, pectorales, pulseras, adornos y vajilla de oro.

       Agregando a la finura de los tejidos de lana y algodón, las túnicas y los almohadones de plumas y la lujosa sillería y literas caidas en poder de los espan˜oles, se puede decir que el Gran Chimú era tan poderoso como un Faraón ejipcio o un Rajá de la India.

       Los habitantes de Chan-Chán viveron dedicados a la pesca, la agricultura, la celebración de las festividades religiosas, las danzas y la guerra, además de otras actividades propias de una sociedad de sólida cultura.

       Por la grán cantidad de graneros hallados en los restos de la más grande y antigua ciudad de barro que es Chan-Chán, se supone que la metrópoli fué un verdadero emporio del trueque de productos con los pueblos vecinos y una gran urbe de pescadores prósperos y de gustos refinados.

       Habitaciones amplias y ventiladas con hornacinas para guardar las herramientas de trabajo, alojaban a las familias en departamentos separados y en ambiente plácido, que ayudado por un clima benigno, hacía grata la vida y favorecía el crecimiento de una población optimista y bien alimantada

       Como prueba de la opulencia del Gran Chimú escribió Escribió don Ricardo Palma: "En el siglo XVII, el español García Gutiérrez de Toledo extrajo de la Huaca a la que dió su nombre: Huaca Toledo, popularmente llamada "Peje Chico", tal cantidad de oro y joyas que solamente por concepto del "Quinto del Rey", hubo que pagar 58,547 castellanos".

Ver lectura: La venida de Naylamp.

Atrás... Ver mapas conceptuales...






© Cultura General. MMI.
Todos los gráficos e imágenes ilustrativas que aparecen en esta área son marcas registradas de sus respectivas fuentes de información. Denotamos éstas tan solo con fines de divulgación.